Las langostas adultas son capaces de vuelos largos y superan de 90 a 140 km por día. Una nueva plaga de langostas voladoras de la especie Schistocerca cancellata, aparentemente llegadas desde Paraguay, ingresó en días pasados a la región sudeste del país, poniendo en alerta a productores de la región. De hecho, en otros países lo hacen. MAG hace acciones para controlar plaga de langosta voladora. Las langostas voladoras se han convertido en una plaga que amenaza la agricultura local, al comer cultivos de granos básicos y unas 400 especies de plantas. Un enjambre de langostas del desierto puede tener un tamaño de unos 1.200 kilómetros cuadrados y en menos de un kilómetro cuadrado puede haber entre 40 y 80 millones de langostas. Anuncios De todos modos, indicaron que hay productos químicos para combatir estos insectos y para alejar temores, hasta destacaron que se trata de insectos “comestibles” para el que se atreva a cocinarlos y consumirlos. Por extraño que parezca, la alternativa de la ingesta de langostas no resulta descabellada. Una langosta puede comer cada día el equivalente a su peso en plantas, por lo que un enjambre de ese tamaño podría comer 192 millones de kilogramos de plantas al día. Individuos debilitados a lo largo del camino se comen a sus compañeros tribales. La población se mueve, como en un comando en una dirección. Las langostas voladoras se han convertido en una plaga que amenaza la agricultura local, al comer cultivos de granos básicos y unas 400 especies de plantas. Las acumulaciones de langostas voladoras adultas se llaman bandadas, las larvas forman culiga. La langosta voladora, la otra plaga que golpea Centroamérica Las autoridades de México y varios países de Centroamérica enfrentan una nueva preocupación, además del coronavirus.